domingo, 13 de septiembre de 2009

MAFIAS FARMACEUTICAS

Ayer como muchos sábado quedé con antiguos compañeros de Trabajo Social, me gusta quedar con ellos porque, entre otras cosas, siempre aprendo algo hablamos sobre temas trascendentales, políticos y como cambiaríamos el mundo siempre quedamos en una teteria del barrio del carmen "Matahari" pasamos alli dos horas tomando un te o un batido de yogur con hierbabuena y canela que me encanta y despues nos vamos a cenar. Siempre me gusta ir aunque se que muchas de las veces no me entero de parte o me siento un poco ignorante pero por ello mismo voy y aprendo de ellos que leen mas, estan mas metidos en política, en asociacionismo... Alli solemos quedar mi amiga Rosa que va por su segunda novela ahora dentro de poco se va tres meses a Guatemala creo que con Acsud, mi amiga Raquel, estas dos trabajan juntas en el Consell de la Juventut como trabajadores sociales y Toni que tiene una de vida y leida insuperable la mas joven es Rosa que no llega a los treinta y Toni el mas mayor que casi llega a los cincuenta.
Estando en el Matahari Carmen la dueña suele comprar varios periódicos y acercándome a su mesa me sorprendió ver "Le Monde Diplomatique" en español que por supuesto me suena como periódico francés pero no tenia ni idea que salía la versión española y se vendía en los quioscos (ya os digo que a veces peco de ignorante) creo que es un periódico mensual y cuesta 4 euros, lo digo, porque hoy he ido a comprarlo, tiene artículos muy buenos y de los que te hacen reflexionar y tomar conciencia sobre lo que pasa en "ESTE MUNDO DE MIERDA" en la primera página me topé con uno de los escritores que leí en mi época de trabajo social "como nos venden la moto" y "un mundo sin rumbo" os lo recomiendo muy buenos, y tiene un artículo brutal que os lo voy a postear

"MAFIAS FARMACEUTICAS"

Muy pocos medios de comunicación lo han comentado. La opinión pública no ha sido alertada. Y sin embargo, las preocupantes conclusiones del Informe final (1), publicado por la Comisión Europea el pasado 8 de julio, sobre los abusos en materia de competencia en el sector farmacéutico merecen ser conocidas por los ciudadanos y ampliamente difundidas.

¿Qué dice ese informe? En síntesis: que, en el comercio de los medicamentos, la competencia no está funcionando, y que los grandes grupos farmacéuticos recurren a toda suerte de juegos sucios para impedir la llegada al mercado de medicinas más eficaces y sobre todo para descalificar los medicamentos genéricos mucho más baratos. Consecuencia: el retraso del acceso del consumidor a los genéricos se traduce en importantes pérdidas financieras no sólo para los propios pacientes sino para la Seguridad Social a cargo del Estado (o sea de los contribuyentes). Esto, además, ofrece argumentos a los defensores de la privatización de los Sistemas Públicos de Salud, acusados de ser fosos de déficits en el presupuesto de los Estados.

Los genéricos son medicamentos idénticos, en cuanto a principios activos, dosificación, forma farmacéutica, seguridad y eficacia, a los medicamentos originales producidos en exclusividad por los grandes monopolios farmacéuticos. El periodo de exclusividad, que se inicia desde el momento en que el producto es puesto a la venta, vence a los diez años; pero la protección de la patente del fármaco original dura veinte años. Entonces es cuando otros fabricantes tienen derecho a producir los genéricos que cuestan un 40% más baratos. La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la mayoría de los Gobiernos recomiendan el uso de genéricos porque, por su menor coste, favorecen el acceso equitativo a la salud de las poblaciones expuestas a enfermedades evitables (2).

El objetivo de las grandes marcas farmacéuticas consiste, por consiguiente, en retrasar por todos los medios posibles la fecha de vencimiento del periodo de protección de la patente; y se las arreglan para patentar añadidos superfluos del producto (un polimorfo, una forma cristalina, etc.) y extender así, artificialmente, la duración de su control del medicamento. El mercado mundial de los medicamentos representa unos 700.000 millones de euros (3); y una docena de empresas gigantes, entre ellas las llamadas ” Big Pharma ” -Bayer, GlaxoSmithKline (GSK), Merck, Novartis, Pfizer, Roche, Sanofi-Aventis-, controlan la mitad de ese mercado. Sus beneficios son superiores a los obtenidos por los poderosos grupos del complejo militar-industrial. Por cada euro invertido en la fabricación de un medicamento de marca, los monopolios ganan mil en el mercado (4). Y tres de esas firmas, GSK, Novartis y Sanofi, se disponen a ganar miles de millones de euros más en los próximos meses gracias a las ventas masivas de la vacuna contra el virus A(H1N1) de la nueva gripe (5).

Esas gigantescas masas de dinero otorgan a las ” Big Pharma ” una potencia financiera absolutamente colosal. Que usan en particular para arruinar, mediante múltiples juicios millonarios ante los tribunales, a los modestos fabricantes de genéricos. Sus innumerables lobbies hostigan también permanentemente a la Oficina Europea de Patentes (OEP), cuya sede se halla en Múnich, para retrasar la concesión de autorizaciones de entrada en el mercado a los genéricos. Asimismo lanzan campañas engañosas sobre estos fármacos bioequivalentes y asustan a los pacientes. El resultado es que, según el reciente Informe publicado por la Comisión Europea, los ciudadanos han tenido que esperar, por término medio, siete meses más de lo normal para acceder a los genéricos, lo cual se ha traducido en los últimos cinco años en un sobregasto innecesario de cerca de 3.000 millones de euros para los consumidores y en un 20% de aumento para los Sistemas Públicos de Salud.

La ofensiva de los monopolios farmacéutico-industriales no tiene fronteras. También estarían implicados en el reciente golpe de Estado contra el presidente Manuel Zelaya en Honduras, país que importa todas sus medicinas, producidas fundamentalmente por las ” Big Pharma “. Desde que Honduras ingresó en el ALBA (Alianza Bolivariana de los Pueblos de América), en agosto de 2008, Manuel Zelaya negociaba un acuerdo comercial con La Habana para importar genéricos cubanos, con el propósito de reducir los gastos de funcionamiento de los hospitales públicos hondureños. Además, en la Cumbre del 24 de junio pasado, los Presidentes del ALBA se comprometieron a “revisar la doctrina sobre la propiedad industrial”, o sea, la intangibilidad de las patentes en materia de medicamentos. Estos dos proyectos, que amenazaban directamente sus intereses, impulsaron a los grupos farmacéuticos transnacionales a apoyar con fuerza el movimiento golpista que derrocaría a Zelaya el 28 de junio último (6).

Asimismo, Barack Obama, deseoso de reformar el sistema de salud de Estados Unidos que deja sin cobertura médica a 47 millones de ciudadanos, está afrontando las iras del complejo farmacéutico-industrial. Aquí, las sumas en juego son gigantescas (los gastos de salud representan el equivalente del 18% del PIB) y las controla un vigoroso lobby de intereses privados que reúne, además de las ” Big Pharma “, a las grandes compañías de seguros y a todo el sector de las clínicas y de los hospitales privados. Ninguno de estos actores quiere perder sus opulentos privilegios. Por eso, apoyándose en los grandes medios de comunicación más conservadores y en el Partido Republicano, están gastando decenas de millones de dólares en campañas de desinformación y de calumnias contra la necesaria reforma del sistema de salud.

Es una batalla crucial. Y sería dramático que las mafias farmacéuticas la ganasen. Porque redoblarían entonces los esfuerzos para atacar, en Europa y en el resto del mundo, el despliegue de los medicamentos genéricos y la esperanza de unos sistemas de salud menos costosos y más solidarios.

Notas:
(1) http://ec.europa.eu/comm/competition/sectors/ pharmaceuticals/inquiry/index.html
(2) El 90% de los gastos de la gran industria farmacéutica para el desarrollo de nuevos fármacos está destinado a enfermedades que sólo padece el 10% de la población mundial.
(3) Intercontinental Marketing Services (IMS) Health, 19 de marzo de 2009.
(4) Carlos Machado, “La mafia farmacéutica. Peor el remedio que la enfermedad”, 5 de marzo de 2007 (www.ecoportal.net/content/view/full/67184).
(5) Léase, Ignacio Ramonet, “Los culpables de la gripe porcina”, Le Monde diplomatique en español , junio de 2009.
(6) Observatorio Social Centroamericano, 29 de junio de 2009.


Impresionante, no espero que os haya gustado.

9 comentarios:

Núvol dijo...

Buf, aquí hay mucho que hablar. No hay que olvidar que para crear nuevos fármacos hay que invertir mucha pasta en investigación. Pero mucha mucha. Y que si un fármaco no demuestra superioridad en comparacion con los ya existentes no se aprueba. La industria farmaceutica justifica el precio final en base a todo este proceso de ensayos y a la cantidad de farmacos investigados que no llegan a ver la luz (y son pérdidas)
En eso tienen razón, pero desde luego el precio es ABUSIVO.
El problema, a mi modo de ver, es que gran parte de los estudios dependen de las grandes compañias. No existe ningún organismo independiente y sin animo lucrativo que impulse esos proyectos.
Y acaba siendo un pez que se muerde la cola. La industria marca las lineas de investigacion, patenta los productos y los vende a sus precios, y claro, no quiere perder la patente "tan pronto"
Habría que romper ese círculo, pero con la de intereses que existen...

operacionbotones dijo...

yo tampoco veo una solución fácil; una dominación por un monopolio nunca es buena idea, igual que el concentrarse en solo el dinero (y, por ejemplo, e buscar terapias a enfermedades menos "chulas" y menos populares porque ahí no hay dinero de ganar), pero los investigaciones industriales para llegar a un nuevo producto son bárbaros de verdad - y como no hay reguladores otro que el mercado, la lucha de intereses sociales y intereses económicas no tiene balance.
De todas maneras, gracias por sacar este tema tan importante y complejo.

Lucky dijo...

La verdad es que es una pasada lo de las industrias farmaceuticas, pero no solo ellas son las mafiosas conozco hospitales que en lugar de dar medicamentos genericos dan medicamentos de estas marcas, hospitales publicos, por lo que el gasto se multiplica por varios miles o cientos de miles de euros por un pequeño soborno que ofrecen al director de tal o cual hospital, todo el mundo lo ve, lo critica, todo el mundo que trabaja en dichos hospitales, pero no saltan nunca las alarmas y es dinero que perdemos en gastos inutiles de la SS.

Si no hay nada como los sobornos para que se lucren los ricos y pierdan los pobres..

keka dijo...

El dinero todo lo corrompe. No hay ningún ámbito público o privado que no se encuentre afectado. En cuánto se empieza a manejar pasta ¡zas! mafia! La solución yo la veo a nivel individual, cuando nos mentalicemos todos de que el dinero no es la base, cuando empecemos a quejarnos y a plantar cara, a cambiar nuestros estilos de vidas, es necesario un cambio de mentalidad general que termine con el consumismo. Suena a utopía pero....

Mommy Ju and Mommy Li dijo...

Hello, how are you?

Congratulations for your blog!!!

My girlfriend and me had just started a blog about our strong wish to have a baby. We would love to exchange experience and all sort of informations about glbt parenting. ;)

I am looking forward to hear from you.

Warm Regards
Juliana and Linda

Silvia y Eva. dijo...

Ju and Li i´m sorry but i can´t write in your blog, i don´t see comments my email is simoga73@gmail if you want talk. I´m sorry for my english is bad

Silvia y Eva. dijo...

Esto va para todas pero sobre todo para Keka en el periodico le monde diplomatique tambien lleva un articulo llamado "el decrecimiento, una idea se abre camino con la recesión" te escribo literalmente los partidarios del decrecimiento piensan: " esta sociedad tendria una "economia sana", "el transporte aereo y los vehiculos con motor de explosion estarian condenados a desaparecer", "reemplazados por barcos de vela, la bicicleta, el tren y la traccion animal". Se iria tambien hacia "el final de los grandes supermercados, en beneficio de los comercios de proximidad y de los mercados, hacia el final de los productos manufacturados poco caros, en beneficio de objetos producidos localmente". O una sociedad autonoma donde rijan las ocho R revaluar, reconceptualizar, reestructurar, redistribuir, relocalizar, reducir, reutilizar y reciclar" QUE BUENO

Las Mamis dijo...

Qué fuerte, estamos rodeados de mafias, ufff!
Como bien dice Núvol, es el pez que se muerde la cola. Esto nunca acabará, hay mucho interés económico por medio.

Maria dijo...

Pues desafortunadamente así es en casi todo el mundo, digo "casi" porque "al parecer" en algunos paises la medicina se ve desde otro punto de vista, más humanitario, nada lucrativo y 100% preventivo (CUBA), pero en fin... la cosa es que una por otra, en paises como el mío (MEXICO) la industria farmacéutica es un nefasta, por decir lo menos, por lo pronto han surgido alguna publicidad por TV en la que comentan sobre la caducidad de licencias para medicamentos y la necesidad de adquirir genéricos.
Por lo pronto a dar gracias a Diós si uno no está enfermo y si lo está pedirle a Diós que nos sane, porque lo que es que esperar de estos gañanes un poco de ética es perder el tiempo.
Muy interesante tu relato.
Saludos,